boton compra

 

ADIÓS AL LEGENDARIO ESTUDIO TNT

En 2009, después de cuatro décadas de historia, el lugar de grabación donde se registraron muchos de los discos más importantes del rock argentino, cerró sus puertas.

Wednesday, 04 December 2013 | Written by  Elizabeth Ambiamonte

Corría el año 2009 y la noticia se replicaba como un obituario en diversos medios: los estudios TNT, ese bastión de creatividad fundado en 1966 por Edelvais Croatto —más conocido como Tim—, que algunos llegaron a llamar el "Abbey Road porteño", cerraban sus puertas definitivamente. Quizás aún cuesta digerir la paradoja de que el progreso, la tecnología, el mercado y todo lo que en principio ubicó a TNT entre los mejores lugares de su época para la grabación, terminaron por sacarlo del mapa cuarenta años después.
En TNT grabaron sus primeras obras Los Gatos (LA BALSA inclusive), Manal, Almendra, Miguel Abuelo, Moris, Vox Dei, Tanguito, Pappo, Billy Bond y La Pesada del rock and roll. Toda la generación del setenta. También pasaron Charly García, Fito Páez, Virus, Los Fabulosos Cadillacs. Y, completando casi un Aleph musical, esos estudios también se registraron los trabajos de Aníbal Troilo, Astor Piazzola, José Larralde, Los Chalchaleros, El Club del Clan y las bandas militares, entre otros. Allí el rock argentino generó sus primeros brotes y floreció para el mundo. El rock de acá creció y ganó su lugar.
A finales de la década del sesenta el mercado discográfico estaba copado —en toda la cadena de producción— por las grandes compañías. Estudios de grabación, sellos, productores, emisoras radiales, programas de televisión e incluso —como el caso de RCA— fábricas de electrodomésticos. Unas pocas manos dominaban todo el mercado discográfico. Entrar en ese circuito no era sencillo, y una vez adentro tampoco era fácil ser creativo. La existencia de TNT fue entonces un eslabón imprescindible. El caso de Manal, por ejemplo, que de la mano del sello Mandioca, de Jorge Álvarez, pudo tener su primer disco producido de forma independiente.
—Grabar con Manal en los estudios TNT, un espacio libre de las presiones que imponían los sellos grandes, operado por técnicos de mente abierta dispuestos a innovar, fue diferente y fundamental para que lográramos cristalizar nuestras ideas musicales extravagantes —dice desde España el guitarrista Claudio Gabis—. Desde el comienzo establecimos una relación de colaboración y complicidad con los técnicos Tim Croatto, Salvador Barresi, Julio Costa, que enseguida comprendieron que nuestra propuesta no era convencional y, en lugar de cortarnos las alas, nos estimularon a soltarnos creativamente.
Tim inició su carrera como cantante junto a sus hermanos Argentina Nelly y Hermes David, a quienes el público conoció como Nelly y Tony. Juntos conformaban el trío vocal TNT. Hasta que años unos años después, con la disolución del trío, las siglas se convertirían en la marca de uno de los estudios de grabación más importantes del país. Con la experiencia adquirida en los años que integró el trío, sus conocimientos de ingeniería de sonido y el equipamiento que había comprado en Europa, en 1966 Tim dio inicio a la creación de los estudios TNT, que entonces mutó su significado a Transfer Nova Técnica. La primera sede fue constituida en el primer piso de un edificio de avenida Santa Fe 1050.
—Al principio el estudio se convirtió en algo parecido a "La Cueva". Los chicos venían a quedarse a dormir. Eran tres salas, y sólo una tenía máquinas. Pero era fantástico, porque había salas para ensayar, que en ese momento en Buenos Aires era como oro puro —dice ahora Tim, de 73 años, alto, cabello blanco y abundante, con el acento italiano que todavía conserva del tiempo que vivió en Italia.
—¿Qué fue lo novedoso de Transfer Nova Técnica?
—Antes las grabaciones se hacían en una sola toma, en un solo canal. En la época de Gardel todo confluía en la grabación directa. Esto tenía una pretensión que logré: grabar en multipista. O sea, un día grabamos las bases, la batería; al otro agregamos el bajo. Y un día después pasado pusimos la voz de Spinetta, los coritos. Si ponés "Muchacha ojos de papel" vas a sentir cuando entran las voces.
—¿Y eso no se hacía en Argentina hasta ese momento?
—Yo nunca había conocido aquí más que la grabación en dos canales. Cuando viajamos afuera, empecé a ver máquinas de muchos canales, y me di cuenta que eso era el futuro. Pero los costos eran muy altos. Conseguir las cintas de dos pulgadas, el desgaste de los cabezales, era insoportable. Ni siquiera se intentó. Igual, nuestros técnicos eran excelentes y las máquinas eran las mejores. Muchas veces las grabaciones se hacían directamente en dos canales y ahorrábamos diez horas de grabación. El resultado era mejor que otras grabaciones en multipista.
Pero a poco menos de un año de instalarse, le comunicaron que los estudios debían mudarse. Con la ampliación de la avenida 9 de Julio, mano hacia el norte, el edificio sería demolido. TNT crecía, y la mudanza vendría acompañada de una nueva etapa.
—Hacer un nuevo estudio en Moreno 970 significaba que yo ya no podía ser dueño de todo eso. Hubo que crear una sociedad anónima. Y eso terminó con mi vida.
El nuevo estudio se montó en el primer piso de un edificio del barrio de Monserrat. Tenía tres salas, y de alguna manera seguía el modelo de los estudios Abbey Road en Londres. La sala grande podía albergar una orquesta de 45 músicos. La chica fue prevista para poner un proyector y hacer doblaje de películas. Y la tercera, sin máquinas, para ensayos. Tim mantuvo su parte accionaria pero perdió autonomía en las decisiones, que entonces correspondían al Directorio. La calidad lograda en las grabaciones realizadas en TNT, tal como Tim lo esperaba, atrajo la atención de los empresarios. La industria discográfica crecía inexorablemente.
—RCA hacía todo. Demasiado. Tanto que incurrió en algo que en Estados Unidos es sagrado y se llama Ley Antitrust.
La compañía discográfica multinacional RCA debió reorganizarse para no violar las leyes antimonopólicas y decidió deshacerse de las tareas que cumplía en su estudio de grabación, ubicado en la calle Bartolomé Mitre, y tercerizar ese trabajo.
—Me llamaron y me preguntaron si me interesaba y yo pregunté: "¿Por qué no?". Y me respondieron: "Porque si te sale bien, puede que lo lamentes".
Un equipo de técnicos estadounidenses recorrió junto a una cantante los mejores estudios que había en la década del setenta en la Argentina y grabó la misma canción, con los mismos arreglos, en Ion, Phonalex, Argentina Sono Film y TNT.
—Gané yo, y esa fue la maldición. Me convertí en RCA.
La condición de RCA era que siempre estuviera uno de los estudios disponible para sus artistas. Alrededor de trece técnicos se turnaban para cubrir las 24 horas, grabación y mantenimiento. Conservar ese staff de trabajo no era sencillo en aquel momento. Los canales de televisión (los flamantes cuatro canales de aire) y otros medios requerían personal especializado. Tim pasaba todo el tiempo que podía en los estudios, y cubría los horarios nocturnos que eran los más rechazados por el personal. El arreglo con RCA también permitía la disponibilidad para otros clientes, y así fue que en ese espacio confluyeron grandes músicos nacionales e internacionales, de sellos más chicos, como los casos de Mandioca, Disk Jockey, y los nuevos talentos. La situación trajo consecuencias artísticas y comerciales.
—Muchas cosas que hacíamos para los privados, fueron después contratados por RCA. Cuando venía Jorge Álvarez, por ejemplo, ellos tenían la posibilidad de escuchar lo que estaba produciendo. Tenían gratis la búsqueda de talentos. Llegó a ser compatible la presencia de RCA con Music Hall, con Kaminsky. Porque todos estaban esperando ver de dónde iba a salir la liebre. Y algunos llevaban a grabar a sus artistas porque en vez de ofrecerlos, eran llamados, y de ese modo buscaban entrar en "la vía grande". Se generaba un mercado de talento.
La memoria de Tim es asombrosa. Recuerda, por ejemplo, haber grabado temas en versiones que no se editaron, o escenas como la de Leonardo Favio escuchando "Tema de Pototo" a las cuatro de la mañana en la versión de Almendra, antes de haberla grabado él. Y destaca la libertad con la que trabajaban los músicos, que lo hacían de manera autónoma a condición de obtener un producto. (... Continúa)

LEE LA NOTA COMPLETA DE LOS ESTUDIOS TNT, EN LA EDICIÓN N°26 DE REVISTA MAVIROCK. A LA VENTA EN KIOSCOS DE DIARIOS Y REVISTAS Y TAMBIÉN EN NUESTRA PÁGINA WEB: www.mavirockrevista.com.ar/comprar

 

Edición Nº 37 (desde el 19/12 en los kioscos)

tapas

registrate

MAVIROCK TV


December 2018
Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

logomavi3